Una clase de Formación Profesional en el centro Padre Piquer. Foto: Centro Formación Padre Piquer