Un policía nigeriano pasa frente a una iglesia quemada por grupos rebeldes musulmanes el pasado mes de febrero de 2017 - REUTERS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies