Teresa fue siempre, siempre, siempre muy amiga de Jesús