Un niños sobre los escombros tras los bombardeos de esta semana sobre Guta Oriental