El marido de Bibi y una de sus hijas, el sábado en un acto organizado por Ayuda a la Iglesia Necesitada. El Coliseo se tiñó de rojo por los cristianos perseguidos. Foto: ACN-España

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies