La madre María Lourdes, abadesa de las clarisas de Oporto. Foto: Juan Luis Vázquez