El Papa Francisco muestra la fotografía de un niño de Nagasaki con su hermano muerto a la espalda, al comienzo de su viaje apostólico a Chile y Perú en enero. Foto: REUTERS/Alessandro Bianchi