El Papa con los responsables de la Cope y miembros de la Conferencia Episcopal Española. Foto: Cope