En su primera visita a España, en 1926, Chesterton pronunció una conferencia en la Residencia de Estudiantes, donde se tomó esta foto, publicada en La Esfera y rescatada por doña Belén Rincón. Esta profesora ha investigado el eco que estas visitas dejaron en la prensa española. Explica, por ejemplo, que el cronista del diario El Sol se sorprendió por el aspecto desaliñado y el desenfado del escritor. Chesterton hizo reír al auditorio -narró el periodista- al reconocer que «su único acto caballeresco ha sido ceder cierta vez un sitio, que él solo ocupaba totalmente, a tres señoras»

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies