El chef Pepe Rodríguez, en su restaurante El Bohío, en Illescas (Toledo). Foto: Mónica Moreno