El PSOE y grupos de izquierda cuestionan la propiedad  por parte de la Iglesia de la catedral de Córdoba, aunque la mayor parte de expertos e historiadores no lo hacen. Foto: Valerio Merino