Orando ante el Santísimo, en la Casa madre de las Hermanas Oblatas de Cristo