Radi, 17 años (Guinea). Dejó su país con tan solo 15 años en busca de una vida mejor. Durante su viaje, que se extendió por un año, sufrió un intento de violación, pero logró escapar. Ahora vive en un centro en Ceuta, estudia ESO y va a clases de baile. Foto: UNICEF/Manuel Trillo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies