Santiago (a la derecha) con los empleados de Olimpia y Teresa cocinan para ti