El Papa con peregrinos chinos en la plaza de San Pedro durante una audiencia general en octubre de 2016. Foto: CNS