El Ocean Viking en el puerto de Marsella. Foto: Efe