Dagoberto Valdés, delante de una estatua del padre Félix Varela. Foto: Voces de Cuba