La resurrección del hijo de Teófilo y San Pedro en la cátedra (detalle), Masaccio. Capilla Brancacci en la iglesia de Santa María del Carmine en Florencia