La hermana Silvia y la hermana Lucía en la cooperativa de Gujarat. Foto: Misioneras Dominicas del Rosario