Seminaristas en San Pedro, en Erbil (Kurdistán iraquí). Foto: AIN