La revolución sexual y la ideología de género, que nacieron como un proceso de liberación de la mujer, han acabado por someterla. Al final, sólo le espera la soledad...