Mia y Sebastian viven una historia llena de glamour y naturalidad en Los Ángeles. Foto: ABC