El cardenal Zenari, nuncio apostólico en Siria, junto al presidente de Siria, Bashar al-Ásad, el pasado 12 de diciembre. Foto: CNS