Alfa y Omega > Nº 108 / 7-III-1998 > La foto
Cosas de la fe
 

Frank Stock fue un sacerdote especial. Era alemán. Entre 1942 y 1944, en plena guerra mundial, se ganó el apelativo del «capellán del infierno». Atendió espiritualmente a muchos cientos de miembros de la Resistencia francesa que luchaban contra la invasión nazi. Ahora, en Chartres, ha sido conmemorado el medio siglo de su muerte. En la foto de arriba, el padre Stock, en el centro, acompaña a monseñor Roncalli, Nuncio en París y luego Juan XXIII, en su visita a un campo de prisioneros; abajo, el cardenal Lustiger, judío de nacimiento, da la comunión, en Chartres, al Canciller alemán Helmut Kohl. La fe tiene estas cosas: no hay griego ni romano, ni alemán ni hebreo...

© 2006. Alfa y Omega, Semanario católico de información. Fundación San Agustín, Arzobispado de Madrid