Foto: Luisa Sánchez Alonso/Fundación Crónica Blanca