Parte de las disputadas obras de arte, objeto de litigio, retenidas en el Museo de Lérida. Agosto de 2016. Foto: EFE