Tres de los niños intentando leer sus tarjetas, a pesar de que no saben inglés. Foto: ANAK-TnK