Los alumnos del colegio del SJR en Baourj Hammoud, refugiados sirios en el Líbano, en el momento de recibir los dibujos de los alumnos del Divino Corazón de Madrid. Foto: Hanna Khoury