Venezolanos en España. Foto: REUTERS/Sergio Pérez