Una anciana besa al Papa Francisco durante su visita a la parroquia San Pablo de la Cruz, en el barrio romano de Corviale, en abril de 2018. Foto: AFP Photo/Vincenzo Pinto