El cardenal Osoro, en oración, ante la Virgen de la Almudena, tras la Vigilia de la Inmaculada. Foto: Archimadrid/Ignacio Arregui García