Recién nombrado obispo, aún en Córdoba -donde fue Vicario episcopal-, don Mario Iceta abraza a un hombre discapacitado

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies