José María Calderón y Fabrizio Meroni durante el simposio de Burgos. Foto: Secretariado de Misiones de Cádiz