María (en el centro, con cazadora negra), con sus compañeras en Zamora. Foto: Diócesis de Zamora