Un momento del XXIII Encuentro Diocesano de la Juventud en Málaga. Foto: S. Fenosa