El cardenal Charles Scicluna, durante la presentación de Vox estis lux mundi, en el Vaticano, el pasado 9 de mayo. Foto: CNS