El Papa Francisco saluda a Henrique Cymerman, durante una audiencia general, en la plaza de San Pedro. Foto: Archivo personal de Henrique Cymerman