Apertura de las tumbas en el Cementerio Teutónico. Foto: Vatican Media