El Papa Pablo VI observa la luna a través del telescopio Schmidt en el momento del primer aterrizaje el 20 de julio de 1969. Foto: CNS