Iglesia de San Antonio de Colombo (Sri Lanka), seis meses después de un atentado suicida en la Eucaristía del Domingo de Resurrección. Foto: AFP/Ishara S. Kodikara