El Papa Francisco durante un encuentro con refugiados en el cmapo de refugiados de Moria, en la isla de Lesbos, en 2016. Foto: CNS