Un padre trinitario, en la misión de la Orden, en Sudán