Un momento de la Misa de las familias. Foto: Miguel Hernández Santos