Monseñor Chica (izquierda) durante el Encuentro de Consiliarios de Manos Unidas. Foto: Manos Unidas