Monseñor Ivan Jurkovic (izquierda) y monseñor Paolo Pezzi, durante la Asamblea de la Conferencia Episcopal Rusa, en junio de 2015 en Novosibirsk z. Foto: Arzobispado de Moscú