El cardenal electo es felicitado el lunes en la catedral de la Almudena. Foto: María Pazos Carretero