El momento de la consagración durante la Misa de beatificación. Foto: Arzobispado de Oviedo