Un momento del encuentro celebrado el año pasado. Foto: Arzobispado de Valladolid